Blogia
Células Madres

Aplicación de células madre en Venezuela

Aplicación de células madre en Venezuela

Se sabe que todas las enfermedades degenerativas tienen una característica común: el daño o la ausencia de algún tipo de celular, lo que provoca la disfunción del correspondiente órgano o tejido. El objetivo principal de la terapia Celular y de la Medicina Regenerativa es intentar restaurar la función de órganos y tejidos dañados

Las células madre, extraídas de células adultas o de embrionarias, son -según los científicos- capaces de desarrollarse y reponer cualquiera de los más de 200 tipos de células en el cuerpo, y de esta manera contribuir al tratamiento o cura definitiva de células dañadas por enfermedades degenerativas. Son células "maestras" que pueden convertirse en varios tipos de tejidos. Tienen dos características que las distinguen de todas las demás células. La primera es que son células "no especializadas", capaces de renovarse durante largos períodos de tiempo mediante replicación celular. La segunda es que bajo ciertas condiciones se transforman en células especializadas tales como células cardíacas o neuronas. Dicho de otro modo, una célula madre cuando se divide es capaz de generar una célula igual a sí misma y otra diferente, especializada. Puesto que al dividirse siempre forman una célula idéntica a ellas mismas, siempre se mantiene una población de células madres.

Las células madre (también llamadas stem cells) tienen la capacidad de producir células nerviosas, pulmonares, hepáticas, sanguíneas, cardíacas o cartilaginosas. Esto significa que podrían producir órganos completos, como el riñón y el corazón; curar la diabetes por medio del trasplante de células pancreáticas; regenerar el tejido nervioso destruido por enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson; etc.

Existen tres fuentes principales de obtener células madre: las embrionarias, que son obtenidas de un embrión durante los primeros días de desarrollo. Tienen una gran capacidad de división y diferenciación, pero su uso tiene fuertes reparos éticos y religiosos, pues se debe destruir el embrión para obtenerlas; las adultas, generalmente obtenidas de la médula ósea, o de la sangre mediante un procedimiento especial; y las del cordón umbilical, que son obtenidas del cordón y la placenta, normalmente descartadas después del parto.

Su obtención es segura para la madre y el bebé, a la vez que indolora y rápida.

La obtención  de células madres provenientes del paciente adulto ha brindado grandes avances en la medicina antienvejecimiento, utilizando los recursos que nos brinda el mismo organismo, podemos obtener, preparar y aplicar las células madres que se encuentran concentradas y alojadas en la médula ósea del propio paciente y de esta manera "sembrarlas" en el tejido en degeneración para que se transformen en células funcionales.

Este procedimiento se hace actualmente en Venezuela. Es un proceso seguro, donde el paciente se acuesta cómodamente en una camilla y se procede a la extracción bajo anestesia local del esternón, se mezcla con plasma rico en plaquetas y se aplica en la zona u órganos afectados por el proceso de envejecimiento tales como piel, articulaciones, aparato cardio vascular (venas o arterias) así como también tejidos profundos como corazón, riñón, hígado y hasta cerebro, para que puedan regenerarse.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

RIQUILDA ROMERO -

Hola, soy periodista y realizo un reportaje sobre Células Madres y Eslerosis Múltiple y me gustaría obtener información sobre el tema en Venezuela.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres